Consejos para darle la vuelta al mundo y no morir en el intento

Desde tiempos inmemorables es un sueño común querer darle la vuelta al globo. Sin embargo por diversos motivos son muy pocos los que terminan haciéndolo. Si decidiste dar el paso, renunciar a tu trabajo y meter tu casa en una maleta, estos consejos te pueden ser útiles.
darle-la-vuelta-al-mundo

La clave es la organización

Por más que se repita nunca será suficiente. La diferencia entre un itinerario exitoso y uno que no lo es, es su organización. Que cada lugar esté planteado de forma realista en cuanto a tiempo, presupuesto y lugares a visitar. Resulta indispensable comprar los boletos de avión o tren, o incluso los de algún concierto que quede de camino, con suficiente antelación. No solo implica un ahorro significativo, también nos salvará de rompederas de cabeza a mitad de la ruta, cuando lleguemos a una taquilla con el letrero de sold out.
De la mano con la organización está la información: Exprime internet, pregúntale a gente y a Google. Contacta nativos online y sacia tus dudas. Es preferible tener toda la información antes de salir de casa que ir descubriéndola mientras se cruzan fronteras.

Ante todo ser realista para darle la vuelta al mundo

dar-la-vuelta-al-mundo

Roma no se puede recorrer en una semana. Esto le sucede a muchos viajeros: piensan que el tiempo les durará para todo. Lamentablemente hay imprevistos, atascos y cenas que se extienden, tal como sucede en la vida cotidiana.
Por otro lado, si se busca un viaje tranquilo, lo mejor es contar con un presupuesto más o menos holgado e intentar ceñirse a él. Si no se tienen muchos recursos, es fundamental ahorrar significativamente en alguno de los rubros comida, hospedaje o transporte, debido a que constituyen las tres primeras fuentes de gastos en cualquier viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *