Donde salir por la noche en Marrakech


Cuando la noche alcanza a la ciudad de Marrakech, no os penséis que la gente no sale a disfrutarla tal y como se merece y tal y como se hace en los países europeos. De hecho, son numerosas las opciones que nos encontramos aquí, así como los restaurantes y las discotecas, pero, sin duda alguna, lo que más sorprende de Marrakech es su gran vida nocturna al aire libre.

La noche comienza en el corazón de la ciudad, concretamente en la famosa plaza Djemaa el Fna, el meollo de todo. Aquí se levantan durante el día los diferentes puestecitos que convierten a Marrakech en la ciudad de los zocos, pero a medida que va pasando la tarde y comienza a oscurecer, las tiendas dejan paso a la multitud de puestos callejeros de comida y a los artistas encargados de animar la noche. La magia comienza, y es una gran multitud de gente la que se agolpa en la plaza, entre el bullicio, los colores, el caos y la marcha.

Sin embargo, Marrakech no sólo ofrece su Medina como pasatiempo nocturno, aunque en ella es posible que encontremos el ambiente más marroquí y más propio de la ciudad.

Por otro lado, para el turista que busque los bares más sofisticados y de ambiente más occidental tenemos el barrio de Guéliz, donde encontraremos numerosos clubes de moda y famosas discotecas europeas (incluso te podrás encontrar con una de las sedes de Pacha en Marrakech). De hecho, muchos lo consideran la mejor zona para salir de noche por Marrakech porque el ambiente nocturno es excelente.

Una de las cosas de más interés para disfrutar la noche es la gran respuesta a las dudas que se ciernen sobre el consumo de alcohol, ya que al encontrarnos en un país de religión islámica el consumo de alcohol está prohibido. Sin embargo, Marrakech es una ciudad muy libre en todos los sentidos, y en la mayoría de bares y de discotecas encontraremos fácilmente bebidas alcohólicas, además muy baratas. Lo que sí es cierto es que si por el día Marrakech es una ciudad eminentemente turística, por la noche esto parece triplicarse.

En algunos bares o clubes es muy común encontrarse con música marroquí en directo, así como con bailarinas de danza del vientre, orquestas, etc. También son muchas las terrazas (el tiempo suele acompañar siempre) y muchos los cafés y bares de copas que se distribuyen por cualquier parte de la ciudad. Dependiendo de en qué zona te encuentres o en qué zona te decidas a salir, el sitio será más caro o más barato, más relajado o más agitado. Eso sí, la entrada normalmente es gratuita y no hace falta ir hecho un pincel para poder acceder a los locales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *