Venecia y hotel Al Ponte Antico

La ciudad está integrada por 118 pequeñas islas unidas entre sí por 455 puentes, si incluimos las islas de Murano y Burano. Se llega a Venecia desde tierra firme por el Puente de la Libertad, que accede al Piazzale Roma. En el interior de la ciudad, no hay tráfico rodado. El transporte colectivo se realiza mediante embarcaciones transbordadoras conocidas como vaporettos. Están a cargo de la empresa municipal ACTV.

File:San Marco.jpg

En Venecia son muy útiles los transportes colectivos (vaporetto). En la parte antigua del centro los únicos medios de desplazamiento son las embarcaciones privadas, los taxis (lanchas de coste elevado) y los traghetti: barcas muy parecidas a una góndola pero sin decoración, que hacen de puente en diversos puntos del Gran Canal.

La clásica embarcación veneciana es la góndola, actualmente usada fundamentalmente para turistas, bodas, funerales y otras ceremonias. La mayoría de los venecianos viajan en vaporetto, que cubren rutas regulares a lo largo del Gran Canal y entre las distintas islas lagunares. Además muchos de ellos poseen barcas o lanchas motoras a modo de automóvil.

Aeropuertos

En las afueras de la ciudad (en el continente) se hallan los aeropuertos Venecia – Marco Polo y Venecia Mestre.

File:Aeroporto di Venezia-Tessera Marco Polo, lato sud.JPG

Sin duda alguna, la fiesta más popular de Venecia es el carnaval. Oficialmente se declaró como festividad suprema durante el siglo XIII. Sin embargo, fue en el siglo XVIII cuando el carnaval veneciano alcanzó su máximo esplendor. A él acudían viajeros y aristócratas de toda Europa, en busca de diversión y placer. Con la decadencia de Venecia como poder mercante y militar, el carnaval palideció hasta casi desaparecer. Se recuperó algo de su festividad hacia finales del siglo XX, cuando la ciudad se ve abrumada por la invasión de miles de turistas, aunque las grandes épocas de diversión desenfrenada quedaron atrás.

Durante siglos, el carnaval fue la vía de escape de los ciudadanos para evadirse del gran control del gobierno veneciano. Con la ocupación de Venecia por el ejército de Napoleón, el carnaval quedó prohibido por miedo a que se generaran conspiraciones, aprovechando el incógnito. No se recuperó hasta 1979.

Para visitar Venecia usted se deberia alojar en el hotel Al Ponte Antico

El hotel Al Ponte Antico en Venecia se encuentra en un magnífico edificio del siglo XVI y goza de una inmejorable ubicación, cerca del famoso Puente Viejo.

Un acogedor hotel de 4 estrellas junto al Gran Canal, el hotel Al Ponte Antico ofrece interiores de lujo y una maravillosa terraza, donde se podrán disfrutar de románticas noches.

La cálida hospitalidad y la excelente ubicación, junto a las refinadas y elegantes habitaciones ofrecen una estancia inolvidable en Venecia.

 

Deja tu comentario